Reseña de libros

NAVARRO, Nicanor. Turcos en Margarita (1897-1975). Centro Gráfico Pontevedra. Isla de Margarita 2001. 

 

A unos cuantos kilómetros de los centros comerciales donde el modernismo y la globalización se expresan en vidrieras y avisos de neón, no muy lejos de donde un árabe o un sirio vende ropa italiana o francesa, Nicanor Navarro, escritor, cronista de Los Robles, se ha dedicado a pesquisar en amarillentos papeles amontonados en anaqueles, lo que ha sido parte de la historia de esta isla y de Coche. O, en menor cuantía, en los recortes de prensa o periódicos enteros que ha guardado durante años.

Con paciencia, minuciosamente, ha ido elaborando un registro de ese montón de documentos que quizás para muchos sean inútiles, pero que para él representan un zumbido constante que lo sacude, una especie de memoria insular que descansa en esas hojas añejadas.

Parte del resultado de esa pesquisa está en el libro Turcos en Margarita (1897-1975), como antes ha estado en otros libros de Nicanor Navarro. Y pasearse por las páginas de este trabajo del cronista es ir encontrando el meollo de la presencia de árabes, sirios y demás miembros de esa legión de hombres y mujeres venidos del Lejano Oriente: el comercio, la compra y venta de mercancías, el préstamo de dinero y cualquier otro negocio.

Uno tras otro los documentos presentados por Nicanor Navarro en este libro reflejan que los "turcos", se han movido alrededor del trueque en sus diversas modalidades. Juicios por dinero prestado y no cancelado, por alquiler de casas, por agresiones producto de transacciones comerciales y otras del mismo estilo o igual ramo van pasando frente a nuestros ojos de lectores al recorrer las páginas del libros. Aderezado, además, por notas periodísticas, avisos, cartas facturaciones que nos dan idea de ese mundo que se desarrolla en Margarita.

A los documentos referidos por Nicanor Navarro, el cronista le suma su escritura que nunca deja de ser fresca, con picardía, apegada al humor margariteño, pero también agrega la investigación fuera de los documentos que ha hecho el escritor. Estas se reflejan en las alusiones a la llegada de los "turcos" a la isla, relatadas especialmente en torno a las familias que han sido más importantes por sus aportes al estado Nueva Esparta.

P.S.


GRANADOS, Héctor. (1998): Lingüística Indígena: La Lengua Waraw. Comisión Regional. Macuro 500 años, Caracas, Venezuela.

 

Esta obra de Granados representa una referencia obligatoria para los investigadores que incursionan en el campo de la lingüística indígena, puesto que en la misma no sólo se hace alusión a la historia de los grupos étnicos americanos, sino que se presentan algunas características de las lenguas indígenas venezolanas, especialmente del Waraw.

La materia abordada en este libro se ha organizado en cuatro partes bien diferenciadas. La primera consiste en una referencia acerca de cuál ha sido la participación de la población indígena americana en la historia de la humanidad, destacándose su antagónica situación antes y después de la "invasión europea", así como la situación de marginalidad social y económica en la que éstos luchan hoy por la supervivencia de su identidad cultural. Otros asuntos que se tratan en este apartado son: la aplicación de los modelos americanos y las contribuciones de los misioneros en los estudios de las lenguas indias y, en el marco específico de Venezuela, la importancia de una práctica metodológica que considere el "factor humano" de los indígenas, la relevancia que han tenido los estudios de campo (descripción fonética y lexicografía), la necesidad de que se concrete un sistema uniforme de escritura y las lenguas aborígenes de venezolanas (breve referencia). Luego de esta panorámica general tratada en el referido apartado, con la Parte II se da inicio al estudio específico del pueblo Waraw. Granados presenta rasgos etnográficos, sin dejar de mencionar los objetos "chinchorro", "curiara" y "canoa" como elementos representativos de la idiosincracia de esta población, que todavía conserva su visión mágico-religiosa de la vida. Será en la Parte III en donde el autor se detiene a presentar datos relacionados con la lengua Waraw. Refiere los estudios documentales que hasta ahora se han efectuado sobre esta materia y expone su investigación acerca de los fonemas consonánticos del Waraw: metodología, limitaciones y análisis de los datos recopilados con el apoyo de espectogramas referidos a los sonidos estudiados. La Parte IV se ha dedicado a explicar el porqué debe considerarse el /Waraw/ como una estructura oracional y no una unidad léxica. Finalmente, se presentan las conclusiones, la bibliografía consulta y los apéndices respectivos.

 

Adalys Noriega Rodríguez


Contenido / ¿Quiénes somos? / Ensayo - Opinión: Editorial Una cultura para defender "el alma de la nación" / Asdrúbal Marcano acepta ser un neoexpresionista / 30 cuerdas de historia neoespartana El poder de la tradición literariaAtar sin nudos los Somaris de Gustavo Pereira / El ron "Chelías" factoría de Altagracia, ya desaparecida / De cómo la escritura me desprestigió / Juan Salazar Meneses entre la metáfora y las cenizas la ausencia / Un adiós a Jesús Rosas Marcano. Hablando de ti poeta / Reseña de Libros  / Cuentos / Poemas