Poemas

de Francisco Nicolás Castillo

Gris

Sueño en redondo gris desposeído

porque clama por ti mi gris ufano,

en hostia que revela gris humano,

un gris atormentado, gris herido.

Y es gris el arcángel de tu mano,

gris que deja mi azul desvanecido,

remoto gris que en cielo diluido

suele ser en el alma gris profano.

Gris de todos los grises. En el viento

joroba de este gris que muere lento

y en el gris de tus ojos se devana.

 

Y si mi gris -amor-te desespera

déjale a mi dolor el gris que quiera

para encenderle un gris a tu mañana.

 

Pero el eco es el mismo

Es medianoche

el eco me devuelve las palabras.

Creo mirarme en un espejo roto

inmenso

distante.

Humillado ante el árbol

me resigno a pensar

en las cosas efímeras.

Allá en lo alto

afloran los caminos

abajo

la niebla es como una inmensa red de

plata

sobre un mar de peces azules.

Ahora es el canto del pájaro

y el eco

es terco como el viento.

Desde el fondo

la niebla se transforma

en un gigante blanco

pero el eco es el mismo.

Hay luna nueva

esperaré mañana.

Nadie me responde

Desde la niebla -al fin-amaneciendo,

rotas las vestiduras por el viento,

lacerados los pies por los guijarros,

toco a tu puerta y me responde el eco.

Acaso por el tiempo transcurrido

me olvidé de tus noches y tu frío,

de tu sed de vivir en los sollozos

y morir en la cuesta de mis besos.

Recuerdo de aquel gallo que cantaba

en la larga distancia de los vientos

y me ataba a la aurora de tus senos.

Sigo tocando. Nadie me responde,

como un espectro vagaré en la sombra,

desde la sombra -al fin-amaneciendo.

 


Francisco Nicolás Castillo (Porlamar, 1920). Siempre ha sido el poeta Castillo. Espuma migratoria, Terruño isla, La luz encandilada, El lazarillo del mar y Réquiem para una perla muerta son algunos de sus poemarios.


Contenido / ¿Quiénes somos? / Ensayo - Opinión / Cuentos / Poemas: Poemas de Francisco Nicolás Castillo / Poema de Edgardo Malaver Lárez / Poemas de David González