Poemas

de Gonzalo García Bustillos

Canción de los orígenes

La loca nació en el plenilunio.

Sus ojos venían de Taormina

o tal vez del Vesubio,

o de la vega del río,

pero siempre venían.

"Vuélvanse locos todos,

déjenme la fatiga de mis claridades

para ver en su pelo el sexo mío"

Eso dijo la loca

que duerme en Ospino,

al igual que en Benarés.

(Ospino fue bucare solitario de mi llanto)

Del pueblo aquél,

de bostas y de pájaros,

habita en mí la brisa,

un caballo de palo

que viste de mastranto,

el patio de los mirtos,

los amores, el aire, las palomas.

Del pueblo aquél,

las palmetas del idioma,

comer ciruelas y morder cerezas,

bañarse con la iguana,

los barcos de papel,

el murciélago gris, la corocora,

y brumosos caimanes,

velas de altar que brillan sobre el río.

La alquimia del otoño

esconde larga calle

para enterrar la espada.

Una lluvia aceituna

concibe a la torcaz,

una por una.

 

Canción que usó la viuda del soldado

Mis oídos crecen

junto a los monasterios de la primavera

junto a los ríos y la tortuga de plata

junto a las lenguas que esconden

la campana de la tormenta

junto a la espada que usó la viuda del soldado

junto al talismán de la eternidad

junto a la gaviota del mandarín

junto al sigilio de las aves proféticas

y la jirafa del pecado

mis oídos crecen

¿Será mi corazón un animal sagrado?

 

 

 

Canción del naufragio

Veloces hongos,

tambores del naufragio,

cubren la piel.

Los faraones llaman huracanes

para iniciar el espacio.

Viejos lagares, piedras que sangran,

vasos de jaspe, se abren.

Cada hoja es una hendidura,

las puertas de Aldebarán, se abren.

El gran navarca descubre los sellos,

una palmera canta a la esfinge

que sostiene el final de los sonidos.

Sólo la caridad, río de los corderos,

será la palabra.

La noche esponja la ciudad,

se iluminan doce ubres de sal

y todo es transparente.

 

Contenido / ¿Quiénes somos? / Ensayo - Opinión  / Cuentos  / Poemas: Poemas de Gonzalo García Bustillo / Poemas de Carlos San Diego / Poemas de Mirimarit Paradas